CAPITULO II

Ana María Gómez Campos
Pagina Principal

Durante 44 a
ños se entregó al gobierno de la Congregación incluso ya mayor de edad y con enfermedades siguió adelante con proyectos nuevos de la congregación.

Fue ante todo un alma sacerdotal que se dio al servicio de los sacerdotes, pues es por ellos que las Hijas del Espíritu Santo trabajan para que realmente sean los sacerdotes que el Señor necesita.

Las Hijas del Espíritu Santo tienen en la actualidad diversos apostolados, que van desde la dirección de grupos juveniles como el grupo de Espíritu y Vida y los procesos vocacionales, hasta misiones en América Latina como lo es el Colegio que tienen en Bolivia, además de dar formación a religiosas en el Foyer Paolo VI que el Vaticano les confío para que lo dirigieran, entre otros campos de apostolado. La Congregación se iba expandiendo y con la ayuda de Dios, se les concede el Derecho Pontificio con lo que quedan definitivamente incorporadas a la Iglesia.

En todas las épocas en las que vivió se mostró cercana al necesitado y no temía seguir adelante en las labores evangelizadoras, no temió el dar a conocer a Dios sino que se entregó plenamente a su servicio. Tuvo que superarse porque en la época en la que vivió no se veía bien que una mujer tuviera estudios y ella llegó a tener diversas maestrías, es autora de muchas cartas dirigidas a los maestros que reflejan un gran sentido humano y de entrega decidida.

En todo momento se mostró disponible y sin duda alguna su labor fue una respuesta a un gran número de necesidades, llevaba una auténtica vida de oración. Cuando terminó su tiempo como Superiora General se dedicó a aconsejar a sus hijas, el lema que hoy es su herencia espiritual y que sintetizó su vida fue “Enséñame Señor a hacer tú voluntad”. En el año 2001 se introdujo su Proceso de Canonización que sigue avanzando en sus primeros años, al introducirse ha ido caminando sin tropiezo, la M. Ana María Gómez Campos descansó en el Señor el 24 de marzo de 1985.

Sierva de Dios Ana María Gómez Campos
Fundadora de las Hijas del Espíritu Santo
(1894-1985)

Más información: www.hijasespiritusanto.org.mx


 

Oración de Intercesión:

Padre Bueno, concédeme por tu bondad y misericordia la gracia………que confiadamente imploro por intercesión de la Madre Ana María Gómez Campos, incansable apóstol tuyo a favor de la causa sacerdotal de Jesús, así como de la promoción vocacional en la Iglesia. Permite, oh Padre, que sea reconocida la audacia de tu hija y su compromiso en la causa sacerdotal de Jesús, para que por el estímulo de sus ejemplos haya más sacerdotes y bautizados empeñados en vivir y hacer vivir en Evangelio. Por Jesucristo Nuestro Señor. Amén (Se reza un Padre Nuestro, Ave María, Gloria).

Con Licencia Eclesiástica.
En caso de recibir un favor o milagro por la intercesión de la Madre Ana María Gómez Campos F.Sp.S. favor de escribir a: postuladorcausas@familiadelacruz.org


Carlos Díaz Rodríguez
Miembro de la Familia de la Cruz

 


 

regresar
continuación

 

 

| | | |
| | |